Numero actual

Periódico quincenal de distribución gratuita. Año XI - N° 412 -  Septiembre 2014

Conferencia

 

Enrique Orschanski

Frente a los chicos hay más pantallas que rostros

Los-ninos-y-la-tecnologia-2 copy

Enrique Orschanski nació en Córdoba, Argentina, en 1956. Es Doctor en Medicina y Cirugía egresado de la Universidad Nacional de Córdoba. Ejerce la especialidad de Pediatría y además es docente en la Universidad Nacional de Córdoba desde 1981.

Autor de trabajos científicos, dicta cursos y conferencias en diferentes centros de salud y educacionales para la difusión de acciones preventivas de salud materno infantil.

Es autor del libro Pensar la infancia, elaborado a partir de breves relatos sobre la construcción de la salud en los niños, y coautor con la psicopedagoga Liliana González de los libros Cre-cimientos (2011) y Estación Infancias (2013).

 

En terapia - Escribe Alejandra Elstein

 

EN TERAPIA

Reflexiones desde la sala de terapia intensiva

TERAPIA

-¿Tomó el té?, pegunta la enfermera.

-Dos traguitos, responden desde la cama de terapia intensiva.

Dos traguitos de té.

Es notable cómo cambian el valor de las cosas, del tiempo y de los actos según el momento y la circunstancia que vive cada uno.

Dos traguitos de té no es nada para alguien que cuando pedía una parrillada en algún comedor empezaba por la empanada, seguía con un pedazo de chorizo y morcilla, después un bocadito de chichulín, seguía con costillas, vacío, matambre de cerdo, dos costillitas de cerdo más y un corte de marucha. Todo acompañado por ensaladas y papas fritas, más un Latitud 33. Eso sí, el flan casero con crema se convertía en el mejor ejemplo de uno de los pecados capitales: la gula. Y mientras comía se reía, charlaba, miraba al vecino, se paraba para ir al baño, discutía por los chicos o por los K. Y así salía lo más orondo, satisfecho, con un poco de fiaca y algo mareado listo para ir a la cama después de tomar el último té del día.

Así se vive mientras se goza de buena salud y el cuerpo es esa maravilla que permite vivir con total libertad sin pensar que alguna vez la maravilla dice basta y uno se da cuenta de todo lo que hacía y nunca valoraba en su verdadera dimensión.

 
El aguijón